Archivado en 10 marzo 2009

Takehiko Inoue está de premio

10 marzo, 2009

img_0260

Takehiko Inoue, nuestra musa por excelencia (con permiso de Mayu Shinjo) ha sido galardonado con otro permio más.

El Ministerio de Educación, Cultura, Deporte, Ciencia y Tecnología le ha entregado un premio por Impulso del Arte. El creador de Slam Dunk o Vagabond ya había recibido un premio del ministerio en el año 2000 precisamente por Vagabond.

Si es que este hombre se merece este premio, y tres más.

Live-actions

5 marzo, 2009

Es curioso cuántos mangas pasan a versión real últimamente. He estado investigando sobre algunos en especial, y me he encontrado con que algunos de los shojos de Ivrea tienen live-action… ¡y no solo en Japón!

a6643-9

Lazos prohibidos, por ejemplo, tiene una película de más de dos horas de duración que nos resume el manga. En esta ocasión el protagonista es ni más ni menos que Jun Matsumoto, ídolo de las jovencitas (y de las no tan jovencitas) y con más de un par de doramas importantes a sus espaldas. Y en el papel femenino, Nana Eikura.

juliet01dq8

De la parte más internacional, Tokyo Juliet tiene una adaptación en Taiwán. Esta vez la versión en de televisión y consta de 17 episodios. La historia está adaptada a la vida taiwanesa, y sus protagonistas son dos grandes: Ariel Lin y Wu Chun. Wu Chun ya es sinónimo de éxito haga lo que haga, miembro de la banda Fahrenheit, su cara de bueno levanta pasiones.

boku-no-hatsukoi-o-kimi-ni-sasagu-live-action-film-announced

Y como esperanza de futuro tenemos la noticia que surgió a finales del año pasado: Secretos del Corazón va a dar el salto al cine.  El shojo de Kotomi Aoki que ganó el premio a mejor manga Shogakukan a mejor shojo, estará protagonizado por la estrella de Hanayori, Mao Inoue.

Recuerdos…

3 marzo, 2009

Aún recuerdo la primera vez que compré algo de Ivrea.
Fue en un salón de Barcelona…no recuerdo bien si era del Manga o del Cómic. Había leído que alguien editaba la versión en cómic de uno de mis anime de Clamp favorito: Miyuki Chan in Wonderland. Pero no me sonaba el nombre de la editorial…Ivrea. «Cada vez ponen nombres más raros» pensé.
Total, me puse a buscar el stand, y cuando al fin lo encontré (me costó un rato, que yo me pierdo con mucha facilidad…) me acerqué a comprar. Un hombre con una sonrisa de oreja a oreja me atendió muy amablemente y me dio las gracias cuatro veces.
Nunca me habían agradecido tanto una compra…
¿Quién me iba a decir a mi que unos cuantos años mas tardes, esa persona sería mi jefe, Leandro?